Saltar al contenido

Daniel Ortega propone a USA entregar a los paramilitares a cambio de amnistía internacional

El régimen de Daniel Ortega planea una inminente negociación con el gobierno de los Estados Unidos, en donde pedirá el cese de las sanciones y una posible salida negociada con amnistía para él y su cúpula, a cambio de entregar los nombres de los paramilitares que participaron en la denominada operación limpieza.

Advertisement

Según una fuente de gran credibilidad dentro de la cúpula del régimen, todas las acciones emprendidas para capturar a rehenes de la oposición, incluyendo a pre candidatos y últimamente a empresarios del sector privado, corresponde a una movida política para forzar una negociación con Estados Unidos.

El día de ayer el mismo propagandista del régimen, el periodista William Grigsby mencionó públicamente que las acciones dentro de la denominada «operación Danto 2021», es que exista un diálogo directo entre el gobierno de Biden y el régimen de Daniel Ortega.

Advertisement

La fuente menciona que la principal propuesta es el fin de las sanciones en contra de los hijos del dictador, y algunos funcionarios cercanos a Ortega, a cambio de la liberación inmediata de los rehenes políticos.

Otro punto que se tocaría en la negociación es la solicitud de una amnistía internacional para Daniel, su familia y algunos altos cargos del régimen, incluyendo a Gustavo Porras y Julio César Avilés. Pero a cambio el régimen entregaría los nombres de los principales ejecutores de la denominada operación limpieza de 2018.

«Ortega hablará claro, le dirá a Estados Unidos, mira yo tengo los datos de quienes fueron los que apretaron el gatillo, quienes dispararon, son a ellos a los que hay que juzgar, no a mí, enjuicialos y apresalos a ellos, a mí dame la amnistía y protección», argumentó exaltado la fuente interna.

Advertisement

El mismo Grigsby mencionaba este miércoles, «Hablemos directo gringo, deja de estar contratando sicarios, vení y hablemos claro, respetame y negociemos, pero la negociación tiene que ser con los dueños del circo, no con los payasos», argumentaba el propagandista en su medio de difusión radial.